¿Ayuda la tecnología a favorecer la comunicación en el aula? [fragmento]

02 Junio 2017

Imagen Destacada
¿Es cierto, como afirma Jane McGonigal, que tras 10.000 horas de videojuegos nuestros jóvenes se convierten en expertos en algo? La velocidad de lo multimediático, la falta de atención profunda, el multitasking, el descanso de un repositorio de memoria externa, ¿tienen alguna ventaja en el sistema educativo? ¿Piensan los adolescentes en una estructura anidada con dobles-click?

“Algo es seguro: la tecnología ha cambiado la forma de comunicación interpersonal, y es poco o nada lo que esto impacta en el sistema educativo en general. Si los docentes se relajan un poco y, seguros del contenido, dejan un poco las riendas sueltas del continente a las bestias que suelen tener sentadas enfrente, tal vez de a poco se logre una comunión enriquecedora. La explotación máxima de un recurso tecnológico llena de orgullo al alumno, y podrá permitir que el docente aproveche tales saberes en función de una meta clara y necesaria. Internet y sus cómplices se vuelven así no sólo en una gran enciclopedia sino como un espacio de trabajo colaborativo, un universo fluido donde cada cual puede nadar a su manera, y que puede aportar, si no cambios en «lo que hay que saber», sí miradas alternativas sobre cómo compartir esos saberes y volverlos más amables, más creativos. Según uno de los gurúes de este enfoque, N. Burbules, lo primero que se puede aprovechar en el ámbito del aula es el mundo del blogging, donde desde un mecanismo relativamente sencillo y en tiempo real se pone en juego una exposición social en la que el conocimiento está ahí, al alcance de quien quiera probarlo.”

Diego A. Golombek. La escuela de las pantallas. Referentes y casos para la transición

Descarga la publicación completa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *